Autor Tema: El Gobierno Galáctico de Dennis Hope (II)  (Leído 1194 veces)

Desconectado Saul Pinto


  • Mensajes: 3.252

    Agradecimientos:
    - Dados: 180
    - Recibidos: 486

Publicado en:
03 de Septiembre de 2010, 02:05:51 am


Los inicios de Hope como agente inmobiliario selenita no fueron tan boyantes como cabe imaginar: al principio apenas ganaba para vivir humildemente en casa de su madre. Pero fue a raíz de la difusión de Internet, en el año 2000, que las ventas crecieron exponencialmente hasta alcanzar las cifras insólitas que hoy podemos leer; incluso algún incauto se hizo con unas parcelas de Mercurio, Venus y Marte.

El éxito de Hope llamó la atención de otros avispados hombres de negocios, que también abrieron sus propias agencias inmobiliarias espaciales, como Lunar Registry o Lunar Republic Society. El caso de esta última es bien curioso: se fundó el 20 de julio de 1999, en California, y su sede actual está en Nueva York. Afirman haber comercializado 1 millón de metros cuadrados de pacerlas con nombres tan sugerentes como Lago de los Sueños, Alpes Lunares, Mar de la Tranquilidad, Bahía del Arco Iris, Bahía del Amor o Mar de las Lluvias.

Lunar Registry, por su parte, anuncia en su página web:

 
Citar
   ¡No encontrará nada más apasionante en la Tierra que un acre de una magnífica propiedad en la Luna! Además se completa con un certificado personalizado de la escritura en papel de pergamino, una fotografía por satélite de la propiedad, información geográfica para ayudarle a localizarla (tanto si la está viendo a través del telescopio como si la visita en persona) y ¡mucho más! Todos los documentos poseen un diseño profesional, están elegantemente impresos y constituyen un gran tema de conversación cuando están enmarcados en su oficina o en su casa.


Hope, que se considera el único capacitado legalmente para vender parcelas en otros planetas, invierte parte de sus ganancias en equipos de abogados que pleiteen con éstas y otras compañías que buscan copiar su lucrativo modelo de negocio.

Ahora, sin embargo, parece que la crisis inmobiliaria también está afectando al ritmo de ventas a nuestro satélite, que han caído en picado. Y a esto se le suman los continuos intentos judiciales de detener las estafas de Hope alrededor del mundo. Algunas de sus sucursales ya han tenido que clausurar sus puertas acusadas de fraude y estafa y sus encargados han sido arrestados, como es el caso de Lisa Fulkerson y su sucursal en Canadá o el de un ex militar de la Alemania Oriental llamado Holger Czajka.

La sucursal cerrada en China, la Beijin Lunar Village New Energy Science and Technology, que vendía la hectárea por unos 74 euros, cedía al propietario no sólo la parcela sino el derecho a usar los minerales que hubiera desde la superficie hasta tres kilómetros por debajo de ella. El director general de esta sucursal, Lie Jie, sigue libre, y ahora vende bolsas con aire del Mundial de Alemania. El contenido de estas bolsas, según el mismo certifica, fue recogido mientras los operarios segaban el césped, de modo que sospecho que el aire debe de oler a hierba recién cortada.

La próxima vez que enfoquéis la Luna o cualquier otro planeta con vuestro telescopio, quizá diviséis uno de esos carteles en los que se lee “Vendido”.

O el Sol, como descubriréis en la última entrega de esta serie de artículos el pelotazo urbanístico al estilo Benidorm-Strar Trek.

fuente: xataka ciencia
« última modificación: 19 de Noviembre de 2011, 14:54:46 pm por ErPo$$e »